viernes, 2 de diciembre de 2022

Nunca una excusa nos hizo ganar un partido

Esta frase la propuso Toni Nadal, tío y entrenador durante muchos años de Rafa Nadal, como respuesta a una petición de una frase motivadora que se escribiría en las paredes de la Academia de Rafa Nadal y que por tanto se convertiría en guía en la formación de tantos jóvenes.

En un mundo donde la inmediatez impera, y donde sobre protegemos a nuestros jóvenes evitando que se disgusten, que no tengan malas experiencias, donde siempre parece que tenemos que encontrar la palabra adecuada y la frase bonita que no les haga daño,  Toni Nadal nos propone una visión muy distinta de cómo llevar a alguien a cumplir su sueño.

En ese camino lo esencial es la perseverancia, el respeto, el sacrificio, la disciplina, la autocrítica. Esto conlleva aceptar la realidad, conocer las debilidades y los límites y a partir de ahí buscar y luchar por un propósito donde el carácter, formado con la dificultad y la capacidad de aguante, juega un papel fundamental y diferencial.







No hay comentarios:

Publicar un comentario