miércoles, 3 de marzo de 2021



 PROGRAMA INICIA


 

A veces la vida te ofrece regalos que no esperas. Así es como yo estoy viviendo esta experiencia de la mano de la Fundación Rafael del Pino, como un regalo. No podía tener este programa un nombre más revelador; “INICIA”. De eso se trata, de iniciar, de comenzar, de actuar.

 

En estos meses que llevo en contacto con profesores y alumnos gracias al programa, he visto y experimentado que hay muchas personas que tienen esa chispa, ese motor interno necesario para poder iniciar, para ponerse en marcha. Todo lo demás se adquiere, o se aprende, o se compra. Pero las ganas, si no se tienen, sólo se consiguen si alguien te contagia o te inspira para sacar lo que estaba, enterrado o adormecido, esperando a ver la luz para empezar a buscar tu camino. 

 

Este programa, a mi modo de ver, va de eso, de inspirar y contagiar a los jóvenes para que encuentren aquello que a ellos les encienda la mecha. Porque estoy convencida que tienen mucho que decir y mucho que aportar. Puede que algunos aún no lo sepan, o que no se hayan parado a mirarse para encontrar quienes son en realidad y quieren de verdad. No lo hacemos ni los adultos muchas veces. 

 

No es tarea fácil para estas generaciones. Les toca vivir en plena turbulencia, en un terrero incierto y lleno de vericuetos que además aderezamos con pesimismo, limitaciones y barreras.  Por eso se hace más necesario parar un momento, hablar, y desde la humildad, desde la honestidad compartir lo aprendido, con el único fin de despertar una mirada crítica, pero empoderada en los jóvenes, que necesariamente son los dueños del futuro.



Amalia Rodriguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario